Aprovecha el efecto regalo publicitario en tu estrategia de marketing

Según numerosos estudios científicos, el regalo publicitario supone un refuerzo positivo que mejora y fortalece las relaciones. Debido a la activación del hemisferio derecho del cerebro, asociado con el altruismo, se genera un bienestar en quien da el regalo.

En cuanto al acto de regalar, en el año 2010 Elizabeth W. Dunn realizó estudios donde se deduce que las personas adultas eran más felices cuando gastaban su dinero en otras que en ellas mismos.

Otro estudio publicado en Plos One en el año 2011 sugirió que incluso este efecto se repite en la edad infantil, donde eran más felices al regalar sus golosinas o sus juguetes preferidos a sus padres que al recibirlas. Ese mismo estudio subrayó que la felicidad que se aprecia en quienes reciben un regalo satisface a quien lo proporciona, y por eso se repite el acto de dar. Con respecto a los intercambios de regalos, la evidencia científica dice que, pese a la desconfianza de un primer momento, durante el acto de regalar las personas tienden a confiar.

Como podemos deducir, el acto de dar y recibir genera emociones positivas en ambas partes, fortaleciendo los vínculos entre las personas. Este efecto también se puede trasladar y aprovechar en el ámbito empresarial con el regalo publicitario, haciendo así que nuestra clientela sienta esa felicidad que produce recibir un obsequio.

De esta manera, el vínculo entre cliente y marca (o empresa) se estrecha considerablemente.

Pero, ¿en qué casos podemos utilizar el regalo publicitario? Te lo explicamos brevemente a continuación.

En agradecimiento a nuestros clientes.

Todos tus clientes son importantes, ya que contribuyen a que tu emprea sigan adelante. Esto hace muy habitual agradecerles su fidelidad durante el año con un obsequio en formato de regalo publicitario. El vínculo que supone este detalle propiciará su fidelización.

Según la experiencia que tenemos en Sequio con nuestros clientes, el hecho de segmentar el público objetivo hace que nuestros clientes hagan distintos tipos de regalo para cada grupo.

Para ello, tienen en cuenta el tipo de trabajo que desempeña cada grupo, ya que no es lo mismo hacer un regalo a una persona que trabaja en un taller, en un despacho o, por ejemplo, en la calle.

¿Por qué hacerlo así?

El regalo publicitario responde a las necesidades de tus clientes y esto hará que ese detalle se adecúe mejor a su día a día.

Está claro que nuestro objetivo final con los regalos es reforzar el recuerdo de nuestra marca. Por eso, la clave está en que ese regalo publicitario se convierta en un imprescindible para nuestro cliente y esté presente en su día a día. Una solución ingeniosa para que pueda desempeñar sus actividades cotidianas.

Nuestro consejo es que diseñes un perfil de buyer persona que contemple las necesidades de tus clientes.

El efecto regalo en los catálogos de puntos.

Otra de las aplicaciones que puede tener el regalo publicitario es incentivar las ventas, tanto en clientes que ya tengamos como en los potenciales. Para ello, las campañas publicitarias en las que el cliente recibe un regalo por la compra de diferentes productos o por un importe en concreto son muy habituales.

En estos casos, muchas empresas lanzan promociones con catálogos de puntos con distintos regalos de carácter tecnológico o pequeño electrodoméstico. El cliente, por su parte, puede canjear durante un tiempo determinado los puntos adquiridos en sus compras por los productos del catálogo. Estas promociones son muy apreciadas por el público, ya que pueden adquirir poductos interesantes a un importe cero o muy competitivo.

¿Te animas a integrar el efecto regalo en tu estrategia de marketing? Contacta con Sequio y nos ponemos en marcha.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *