Imagen corporativa: claves para implantarla y comunicar de manera coherente

La imagen corporativa es la manera en la que una empresa se presenta a su audiencia. En función de ella, las personas pueden tener una perspectiva positiva o negativa de la empresa y esta visión se consolida a lo largo del tiempo. En función de cómo se cuide la imagen que se transmite, las personas consumidoras tomarán una decisión de compra u otra.

La imagen de empresa puede asociarse a determinados valores en función de lo que se quiera transmitir: credibilidad, confianza, responsabilidad medioambiental, etc. Comunicar cómo es tu empresa y cómo puedes ayudar a tus clientes es un aspecto a tener en cuenta, porque es el elemento que marcará la diferencia entre que las personas decidan contratar tus servicios o los de la competencia.

La imagen corporativa de una empresa funciona cuando es capaz de transmitir la personalidad de tu empresa y provocar el interés en las personas.

Características de la imagen corporativa de tu empresa.

Ante todo, las personas deben ser capaces de entender lo que tu empresa ofrece. Por ejemplo, si te dedicas a la electricidad, tu eslogan o Naming deben evocar ese sector de una manera simple y original. Con ello, conseguirás ser fácil de recordar y diferenciarte de la competencia.

Son varios los elementos que determinan la imagen de la empresa, y todos tienen que ser coherentes entre sí. Debes conseguir que cada uno de los aspectos que abarque tu compañía esté acorde con sus valores empresariales. Todos los elementos tangibles, como los colores corporativos, etc. tienen que transmitir unidad. Los aspectos más relevantes son los siguientes:

El nombre de la empresa

Se trata de la primera impresión para tu futura audiencia, por lo que hay que elegirlo de forma correcta. Lo ideal es encontrar un Naming que tenga relación con el sector al que te dedicas, que sea fácil de recordar y de pronunciar. Estas premisas se cumplirán más fácilmente si, además, es corto y creativo.

Un detalle importante es que consigas diferenciarte claramente de la competencia. No es necesario que busques un camino opuesto y, ni mucho menos, debe definir tu Naming en función de la competencia. Lo principal es encontrar el toque único de lo que es tu compañía y sus valores.

Cuando se va a elegir el nombre de marca es importante pararse a pensar detenidamente sobre el tema. Una vez lanzada la marca, si se desea cambiar el nombre, será difícil que el público te olvide.

El logotipo

El logotipo es la expresión gráfica de la identidad corporativa, por lo que es importante que represente bien a tu compañía. Tu audiencia tiene que ser capaz de identificar el logo con tu empresa sin lugar a dudas e identificarse con él.

El diseño debe ser atractivo para tus clientes, sin olvidar a los potenciales. También es importante que el diseño sea actual y perdure en el tiempo.

Un detalle importante es conservar el logotipo en formato vectorial. Este formato te evitará problemas cuando quieras plasmarlo en artículos promocionales o cualquier superficie, ya que es fácil de adaptar y conseguir que tu imagen corporativa esté bien marcada en el producto de empresa diseñado.

El eslogan

El eslogan es el mensaje que más directamente apela a la audiencia que quieras atraer. Una frase corta y concisa que explique tu filosofía de trabajo o los beneficios de tu producto o servicio. Es una práctica interesante que ayuda a diferenciarse de la competencia. El objetivo del eslogan es transmitir credibilidad y confianza a tu audiencia.

Papelería Corporativa

Toda la documentación de tu empresa tiene que estar acorde a la imagen corporativa: tarjetas de visita, bolígrafos, usb personalizados, folletos, uniformes, etc. Definir los elementos corporativos que deben formar parte de tu identidad visual transmite seriedad y coherencia dentro de la empresa.

Por otra parte, tanto la comunicación online como la offline tienen que seguir las mismas pautas. Debe reflejarse claramente los valores de la compañía y los servicios o productos que se ofrezcan. De esta manera, el recuerdo de marca será más sólido y, con ello, la identidad corporativa.

La página web

Tu web será una de las principales ventanas de tu empresa, es tu departamento comercial 24 horas al día, 7 días por semana. Incluido en periodo vacacional. Por este motivo, en Sequio te aconsejamos que te tomes muy en serio la construcción de una web que vaya alineada a la imagen corporativa de tu negocio.

Es importante poseer un dominio propio para la empresa que contenga el Naming de la misma. En muchos casos, las personas prefieren hacer una visita virtual a las tiendas antes de presentarse físicamente. Por ello, si tu web no transmite una buena imagen de marca a través de la web, será difícil que decidan acercarse en persona.

Además de estar acorde con los colores corporativos y contener el logotipo, tu web debe ser responsive (debe adaptarse a todo tipo de dispositivos electrónicos: smartphones, ordenadores, tabletas, etc.), rápida y de fácil navegación. La información debe ser fácil de encontrar y es recomendable que se detallen los productos y servicios de la empresa.

Invierte tiempo y una actitud constante. Clave para instaurar tu imagen corporativa.

El tiempo terminará de forjar tu imagen corporativa. Dependiendo de la calidad de los productos o servicios de la empresa, de la coherencia con tus valores y del trato que transmitas hacia las personas, la perspectiva positiva de marca se consolidará entre tu audiencia. Si quien tienen trato directo con tu compañía recibe un trato amable, coherente, transparente y responsable, lo más probable es que te recomiende.

En Sequio te ayudamos a transmitir una imagen de empresa cuidada, personalizando los regalos publicitarios que mejor se adapten a ti.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cómo saber cuáles son las características de un buen logotipo | SEQUIO - […] Ante todo, hay que ser consciente de lo que un logotipo representa y la importancia que éste tiene. En…
  2. Identidad corporativa: refuerzar tu imagen de marca | SEQUIO - […] manera más sencilla de entender la relación entre identidad corporativa e imagen corporativa es pensar en nosotros mismos. Cada…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Newsletter